«El Monstruo Comejuguetes: Un Cuento Para Dormir a los Pequeños Con Una Lección Divertida»

5.00/5
Reproducir vídeo
"Diviértete con "El Monstruo Comejuguetes", un cuento corto para dormir niños en español. Conoce a un enorme monstruo que se alimenta de los juguetes abandonados por los niños."

Existe un cuento muy curioso que nos habla de un monstruo gigante que sólo come juguetes. ¡Así es! Y lo más sorprendente es que prefiere los que los niños han dejado tirados. Se llama «El Monstruo Juguetón».

Cuenta la historia que, hace muchos años, en un pueblo muy lejano, vivía este monstruo tan peculiar. Era gigantesco, peludo y tenía unos enormes ojos verdes que brillaban en la oscuridad. Pero lo más curioso de todo es que no tenía dientes afilados ni garras puntiagudas, como otros monstruos. Solo tenía un enorme y amoroso apetito por los juguetes.

Los niños de ese pueblo siempre estaban pendientes de sus juguetes para que no desaparecieran misteriosamente en la noche. Pero a veces, aunque ellos los cuidaban bien, algunos juguetes desaparecían sin explicación. Y no tardaron mucho en descubrir que era la obra de este simpático monstruo, que se alimentaba sólo de juguetes abandonados.

Si un niño dejaba un juguete afuera, sin darse cuenta, el Monstruo Juguetón pasaba levemente y lo recogía en sus brazos peludos. ¡Y se lo comía! Pero no se lo comía de una forma normal, como nosotros comemos nuestra comida. El Monstruo Juguetón era amable, siempre jugaba con los juguetes antes de comérselos, los abrazaba, les cantaba y les contaba historias. ¡Era el comensal más agradable que podrías imaginar!

Sin embargo, los niños no querían perder sus juguetes, así que pusieron en marcha un plan para engañar al Monstruo Juguetón. Decidieron pintar todos los juguetes con un líquido muy amargo que no le gustaría al monstruo. Y así lo hicieron. Pero cuando llegó el noche, el Monstruo Juguetón recogió los juguetes, los abrazó, les cantó y se los metió a la boca. Pero esta vez, ¡no le gustaron! ¡Eran amargos y horribles! Y así, el monstruo se desapareció para siempre.

Esta es la historia del Monstruo Juguetón, un monstruo gigante y amoroso que sólo buscaba un compañero de juego para llenar su estómago. Así que, niños, cuiden bien de sus juguetes, porque nunca saben cuándo un monstruo peludo los puede estar buscando para jugar un rato.

Más Cuenta cuentos Asombrosos Infantiles

Libros de cuentos